Motivación

La importancia de la motivación en la vida del emprendedor
La motivación es el combustible que mueve a todo emprendedor. Saber identificar las fuentes para alcanzar esa motivación es vital para el éxito empresarial…

La importancia de la motivación en la vida del emprendedor.

Todo emprendedor necesita un objetivo claro hacia el que dirigirse. Alcanzar esa meta debe convertirse en la principal motivación para trazar una ruta que te lleve al éxito. Con el inicio de un nuevo año y la finalización de otro, es un momento oportuno para hacer un balance y revisar los triunfos y fracasos.

Cada empresario puede tener motivaciones diferentes. Muchas veces pueden estar relacionadas con el dinero, y otras con la mentalidad puesta en convertir un sueño en realidad.

Según el psicólogo americano David McClelland, el principal motor de la motivación de los emprendedores es el logro. Tal afirmación no es nueva, ya que se ha manejado desde la década de los años 60, de acuerdo a las investigaciones realizadas por los especialistas.

En este punto puedes preguntarte qué motiva a los emprendedores a asumir determinados riesgos y salir airosos en los desafíos.

Primero hay que puntualizar que la motivación en la vida de un emprendedor es vital, pues sin ella no hay incentivos, no existe un espíritu ganador. No solo se trata de hacer dinero, también hay que sentir la emoción por competir, por la búsqueda de la aventura y acariciar el placer de la creación.

La motivación también va de la mano con que tú, como emprendedor, alcances la satisfacción de un buen trabajo en equipo, el anhelo de la realización personal y el merecido reconocimiento público por los objetivos alcanzados.

Objetivos realizables
Para llevar un proyecto a puerto seguro se deben establecer y alcanzar objetivos realizables. No hay nada más desmotivador que imponer metas imposibles. Cada persona debe comprometerse con la meta que se ha establecido. Una forma ampliamente aceptada de lograr esto es compartirla con terceras personas, para generar un compromiso común.

En el caso de que los objetivos sean complejos, se deben disponer metas intermedias para aligerar las cargas y no generar presiones innecesarias en el grupo de trabajo.

Las fuentes de motivación pueden ser variadas, pero lo más importante es saber identificarlas, para que en los momentos difíciles puedas encontrar la inspiración necesaria y seguir adelante.

Aquí entra en juego un factor muy importante: la pasión. Si tienes pasión por lo que haces, nunca vas a sentirte desmotivado. Ya sea que tengas que sortear decenas de retos y, algunas veces, haya fracasos, siempre tendrás la motivación para luchar.

Según los especialistas del sitio web “Éxito y Superación Personal”, una página dedicada a la motivación en todos sus niveles, hay herramientas que también juegan un papel importante para estar motivados, como conocer historias de emprendedores exitosos o incentivar la lectura de frases motivadoras.

Una práctica muy común entre los emprendedores es la de buscar casos de éxito en la misma industria en la que se está abriendo camino.

Cambiar el mundo
Como emprendedor sabes que una idea se ejecuta con varios objetivos, pero uno de los principales es ser consciente de que se desea aportar algo a la sociedad, cambiar el mundo y convertirlo en un lugar mejor para vivir.

Despertar cada día y saber que estás haciendo algo grande es una de las mejores motivaciones que puedes alcanzar. Tu desempeño como emprendedor va mucho más allá porque estás generando empleo, redefiniendo industrias, inspirando a otras personas y creando nuevas oportunidades.

Tu misión como emprendedor abarca una enorme responsabilidad y compromiso con los empleados, con la sociedad y con el mundo en general.

Si llegas a sentirte desmotivado, recuerda que estás haciendo algo grande; y no solo para ti, sino para los demás. Ellos también se inspiran por tu visión como emprendedor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *