El 90% de los e-mails que llegan a nuestra bandeja de entrada son inútiles o no urgentes

Vivimos en una época en la que revisar el buzón de correo electrónico cada cinco minutos parece haberse convertido en un hábito para innumerables empresarios, gente de negocios y empleados.

Sin embargo, el 90% de los correos electrónicos que llegan a nuestra bandeja de entrada son inútiles o no tan urgentes como parecen.

Además, según una prueba realizada por la empresa FastCo, consultar el correo electrónico dos veces al día es suficiente para estar informado, mantener la cabeza despejada y reducir los niveles de estrés.

En el trabajo pasamos el 65% de nuestro tiempo en llamadas, reuniones y correos electrónicos
Revisar el buzón de correo electrónico con demasiada frecuencia no es la única acción que puede llevar a una disminución de la productividad laboral.

De acuerdo con McKinsey, pasamos hasta un 65% de nuestra jornada laboral en correo electrónico, reuniones y llamadas telefónicas.

Lo más curioso es que estas tres tareas son tan necesarias como improductivas debido, sobre todo, a la falta de organización.

Según el empresario Tomás Santoro, creador de SumaCRM, cuando estos correos electrónicos, llamadas y reuniones interrumpen nuestro día y nos hacen perder la concentración se convierten en lo que él llama el «Trío de la Muerte».

Los estudios muestran que somos interrumpidos en el trabajo 56 veces al día y que pasamos un promedio de tres minutos en cada descanso, para un total de dos horas al día.

A continuación, veremos cuánto tiempo pasamos revisando nuestro buzón virtual, haciendo llamadas y asistiendo a reuniones, y lo que podemos hacer para mantener la productividad.

Los correos electrónicos
Actualmente, pasamos alrededor del 30% del día gestionando correos electrónicos, lo que se traduce en un promedio de 650 horas al año.

Como ha revelado la empresa australiana Atlassian, un empleado recibe un promedio de 304 correos electrónicos a la semana, revisa su bandeja de entrada 36 veces cada hora y pasa 16 minutos reenfocándose después de revisar sus correos.

Si recibe muchos correos electrónicos cada día, también puede ser útil conocer algunos consejos para evitar que el correo electrónico disminuya su productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *